El ex jefe de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, recibió el beneficio para cumplir prisión domiciliaria, tras ser condenado a 15 años de cárcel por ser partícipe necesario del crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra ocurrido en octubre de 2010.
La prisión domiciliaria fue otorgada por el Tribunal Oral N° 21 por razones de salud y Pedraza dejó el Penal de Ezeiza con rumbo a su casa.

En septiembre del año pasado, el ex dirigente sindical apeló ante la Corte Suprema de Justicia su condena a 15 años de prisión por el asesinato del militante Mariano Ferreyra, ratificada por la Cámara de Casación.

En su recurso ante el máximo tribunal, el abogado del ex gremialista, Carlos Froment, pidió que se revoque el fallo, al que calificó de "arbitrario".

Pedraza estaba preso desde el fines de 2010 en la cárcel de Ezeiza.

La Cámara federal de Casación Penal confirmó su "complicidad" en el asesinato de Ferreyra, joven militante del Partido Obrero, cometido por una patota de la Unión Ferroviaria el 20 de octubre del 2010 y ratificó el monto de la pena.

Sólo la camarista Liliana Catucci votó por la absolución de Pedraza, mientras que los otros dos jueces, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, consideraron probado que actuó como instigador de la emboscada en la que Ferreyra resultó baleado.

El fallo también confirmó la responsabilidad de su segundo en el sindicato, Juan Carlos Fernández, que recibió idéntica condena.

Casación ratificó además las condenas a 18 años de cárcel que el Tribunal Oral Criminal 28 fijó contra Cristian "Harry" Favale y Gabriel "Payaso" Sánchez como autores de los disparos, así como condenas a otros sindicalistas ferroviarios y a jefes de la Policía Federal que "liberaron" la zona.