El ministro de Educación, Esteban Bullrich, y los cinco gremios docentes nacionales intentarán cerrar esta tarde las negociaciones salariales, tras la reformulación del acta paritaria.
Los cinco gremios docentes con representación nacional continuarán esta tarde las negociaciones con el Gobierno para la firma del acuerdo salarial, tras las reformulaciones que las autoridades hicieron al acta informada la semana pasada.

Las modificaciones que evalúan las autoridades nacionales no afectan los montos establecidos, que llevan el salario inicial de 6.060 pesos a 7.800 en febrero y 8.500 en julio, incluyendo el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid).

El jueves, las discusiones sufrieron varias postergaciones: primero tenían previsto reunirse a las 17, luego se postergó hasta las 19, posteriormente a las 22 y, finalmente, se decidió que las negociaciones continúen esta tarde.

El acuerdo original deja también por escrito que el salario del docente estará siempre por encima del mínimo vital y móvil, y que la paritaria federal permanecerá abierta todo el año.

La firma del acuerdo paritario, suspendido dos veces a raíz de la polémica por los porcentajes, es clave para destrabar las negociaciones distritales, que siguen abiertas a la espera de la definición nacional.

El ofrecimiento salarial informado hace una semana por el ministro Esteban Bullrich implica, según los gremios, una recomposición salarial del 40% para los salarios iniciales y un aumento promedio que ronda entre el 30 y 32% para el resto de los maestros del país. Fuentes ministeriales aclararon que el aumento de un 40% es sólo para 7 provincias y representa al 5% de los docentes nacionales, y ratificaron que la propuesta oficial es del 25% más un alza correspondiente al Fonid, que paga la Nación.

Las postergaciones en la firma del acuerdo nacional, que es referencia para el resto de las negociaciones, condicionó las reuniones paritarias en las provincias, entre ellas Buenos Aires, donde los docentes habían sido convocados por la gobernadora María Eugenia Vidal.

En este sentido, la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, advirtió hoy que no asistirá a la negociación salarial en la provincia "si primero no se firma" el acta acuerdo con los gremios docentes con representación nacional.

"Se está jugando con el tiempo de los docentes", sostuvo la jefa de la federación, que integra el Frente Gremial Docente junto con los sindicatos Suteba, Uda, Amet y los privados de Sadop.