Mientras la Cámara del Crimen decide si el caso sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman pasa a la justicia federal, la causa no se detendrá. La actual jueza del expediente Fabiana Palmaghini convocó a una junta interdisciplinaria en la que distintos profesionales evaluarán otra vez lo que pasó en el baño del departamento de Le Parc en Puerto Madero.
Además, el 29 de febrero va a declarar ante Palmaghini, la fiscal Viviana Fein y los abogados de las partes que actúan en el caso como querellantes, el ex hombre fuerte de la SIDE Antonio Stiuso.

Otra fecha clave es la del 18 de marzo próximo, día que se celebrará la audiencia en la Cámara antes de definir si la causa sigue a cargo de la jueza Palmaghini o si debe cambiar de fuero, y pasar al federal, tal como lo piden las querellas y ahora el fiscal Ricardo Saenz. Los jueces Marcelo Lucini, Mario Filozof y Rodolfo Pociello Argerich, son los camaristas que deberán definir la competencia.

Con respecto a la declaración de Stiuso, una de las medidas pendientes, hay quienes suponen que como venganza contra el gobierno de Cristina Kirchner, orientaría sus dichos contra funcionarios de la administración kirchnerista o integrantes de la ex SIDE.

Sin embargo, no lo hizo hace un año cuando declaró como testigo ante la fiscal Fein. En aquel momento sostuvo que no aportó nada a la denuncia de Nisman contra el gobierno y es más, que le hubiera recomendado no presentarla.

Embed
El ex espía no explicó por qué no le atendió el teléfono a Nisman el viernes 16 y sábado 17 de enero de 2015, antes de la muerte. Dijo que no escuchó los llamados.

Como ocurrió desde el principio de la causa, la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, que sigue cuestionando las decisiones de Palmaghini, hizo una presentación pidiendo que no actúen los profesionales de la Policía Federal que fueron los que analizaron la escena en un primer momento por ser parciales.

En la junta participarán más de 30 profesionales, entre ellos los designados por la Gendarmería Nacional, quienes ya están trabajando en el caso, forenses del Cuerpo Médico que depende de la Corte Suprema, especialistas de la Federal, genetistas y los criminalistas y médicos propuestos por cada parte.

Embed
El dictamen de la junta, que difícilmente consiga unanimidad, será de importancia para la causa.
Por ahora, y de acuerdo a lo que existe en el expediente, los peritos determinaron que Nisman murió el domingo a la mañana, dentro del baño, parado frente al espejo, y su cuerpo cayó contra la puerta que así quedó cerrada.

También se concluyó que por las manchas de sangre que salpicaron hacia todos lados no había ninguna otra persona. Nadie pisó dentro del baño ni se encontró ni una gota de sangre fuera del baño.
Parece claro además según el expediente que Nisman le pidió la pistola a Diego Lagomarsino y al custodio Rubén Benítez.

Respecto de la pericia sobre la pólvora en la mano del fiscal que se hizo en Salta, también será tema para los especialistas de la junta interdisciplinaria.

En el fuero federal tramita una vieja causa a cargo del juez Luis Rodriguez por amenazas de muerte contra el fiscal Nisman, por lo que Arroyo Salgado pretendería que el caso tramite ante ese juzgado.