Buscan consensuar un proyecto de ley para actualizar automáticamente y modificar las escalas de Ganancias. El otro gran tema del almuerzo fue la unidad de las centrales obreras.
Hugo Moyano, José Luis Barrionuevo y Antonio Caló encabezaron un almuerzo durante el cual analizaron un proyecto de ley para actualizar automáticamente y modificar las escalas del impuesto a las Ganancias.

El secretario adjunto de la CGT Azopardo, senador Guillermo Pereyra, ratificó que la cumbre tuvo como objetivo "definir una postura" para pedir que se avance en el Congreso con una modificación en el Impuesto a las Ganancias.

Tras remarcar que las centrales obreras peronistas están a "un paso" de la unificación, Pereyra explicó que se definirán acciones para que en el Congreso se traten los diversos que hay sobre Ganancias, por lo cual en el almuerzo participarán legisladores de extracción sindical.

Por su parte, Caló se esperanzó en una "próxima" unificación entre las tres centrales sindicales y aseguró que "en el andar vamos viendo la unificación" de las centrales sindicales.

Al ingresar a la sede de la CGT de Azopardo 802, el dirigente metalúrgico consideró que "la Argentina y el movimiento obrero necesitan una unificación. Pero no tengan dudas que cuando tengamos que defender los puestos de trabajo, los derechos de los trabajadores, vamos a estar juntos".

Lo cierto es que el otro gran tema del encuentro es la unidad de la CGT, ya que el 3 de octubre próximo finaliza su mandato la actual conducción de la central obrera encabezada por Caló y ese será el momento en que el metalúrgico, Moyano y Barrionuevo darán un paso al costado, tal como manifestaron en forma pública tiempo atrás.

Hubo desde hace tiempo ingentes esfuerzos desde los grandes gremios como Comercio, Sanidad, UPCN, construcción y Obras Sanitarias para avanzar en la reunificación de las tres centrales sindicales, pero hasta el momento poco se pudo avanzar.

Tanto Caló, Barrionuevo y Moyano tienen su corazón puesto en algunos dirigentes para conducir los próximos cuatro años al frente de la CGT. No es un secreto que Moyano impulse a Juan Carlos Schmid u Omar Maturano y que Barrionuevo proponga a Carlos Acuña.

Del que no se conocen preferencias para impulsar a un determinado dirigente a la CGT es del metalúrgico Caló, porque aunque no lo reconozca habría quedado muy dolido por el accionar de sindicalistas como Omar Viviani, Sergio Sassia y Norberto Di Próspero, que vaciaron el último consejo directivo.