Martiniano Molina cerró un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes que prevé una mejora del 30% para este año en tres tramos. Desde ATE denunciaron que fueron marginados de la negociación. Reclaman un aumento del 44%.
Mientras el gobierno nacional busca por todos los medios encauzar las discusiones paritarias dentro del marco de sus expectativas inflacionarias (25%), un intendente de la provincia de Buenos Aires que responde al PRO, rompió con esa pauta y cerró este jueves la discusion salarial con los municipales.

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes (STMQ), llegaron este miércoles a un acuerdo en las paritarias municipales luego de varias reuniones que se prolongaron a lo largo de todo el mes entre funcionarios del gobierno local y el secretario general del gremio, Raúl "Ronco" Méndez.

Tras largas jornadas de discusión ambas partes acordaron un incremento salarial para este año del 30% a pagarse en tres cuotas: 10% en enero, 12% en junio y 8% en septiembre. El gremio pedía inicialmente una mejora del 35% mientras que la primera oferta del municipio, en línea con la pauta marcada por Nación era del 25%. La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en tanto, pretende un 44%.

El titular de ATE Quilmes, Claudio Arévalo, advirtió que pedirán "una impugnación de esa mesa paritaria porque la ley 14.656 de convenio colectivo dice que los sindicatos que representan a más del 10% de los trabajadores deben estar sentados en esa mesa y firmar el convenio. Y tal es el caso de ATE, tanto como el STMQ".

Y siguió: "No entendemos este acto discriminatorio del gobierno municipal contra ATE; si no nos convoca vamos a pedir un pronto despacho al expediente que ya iniciamos en la Municipalidad, y haremos una presentación en el ministerio de Trabajo de la Provincia, porque lo que están haciendo es ilegal. ATE tiene que estar sentado en esa mesa paritaria. Que no nos hayan convocado es una falta de respeto a los trabajadores que están afiliados en otros gremios que no sea el STMQ, por lo que haremos las presentaciones que sean necesarias. La paritaria no se puede definir con un solo gremio, hay que respetar la voluntad de los trabajadores y esto no lo están haciendo".

A pesar de ello, Molina se mostró conforme con el acuerdo: "Estamos muy contentos con que los trabajadores estén conformes" afirmó el jefe comunal.

El acuerdo prevé además la posibilidad de reabrir la negociación en septiembre en caso de que se produzcan cambios bruscos en la economía.