El Gobierno fijó una suba para las provincias de hasta el 25% pero el salario de un docente que recién se inicia tendrá un aumento, promedio, del 30% por la ayuda de Nación con el fondo de incentivo docente. En siete provincias el incremento representa el 40%.
La paritaria de los docentes nacionales que llevaban a cabo el Gobierno y los sindicatos llegó este jueves a un acuerdo para el incremento salarial del sector: se fijó una suba para las provincias de hasta 25%, pero el salario de un docente que recién se inicia tendrá un aumento, promedio, del 30% por la ayuda de Nación con el fondo de incentivo docente. En siete provincias el incremento representa el 40%.
El ministro de Educación, Esteban Bullrich, encabezó la conferencia junto al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para comunicar la noticia. "Ningún docente ganará menos de $8500", afirmó el titular de la cartera de educación.

Bullrich acuerdo.avi
Bullrich aseguró que el acuerdo salarial firmado esta noche con los gremios docentes nacionales establece sueldos mínimos de 7.800 pesos desde enero y de 8.500 pesos desde julio.

"Lo más importantes es que el lunes los chicos vayan a la escuela", afirmó Bullrich. Además, aseguró que desde la cartera educativa estarán "a disposición de cada provincia que necesite apoye, pero el financiamiento está llegando desde el Fondo de Incentivo Docente".

"Garantizamos con esta propuesta que los docentes tengan un aumento significativo. Somos optimistas de que van a empezar las clases en la mayoría de las provincias. La mayoría está avanzando en acuerdos", agregó el ministro de Educación.