Así calificó el astro argentino al italo-suizo, uno de los candidatos para ser el nuevo presidente de la FIFA en las elecciones que se celebrarán este viernes desde las 4 de Argentina en el Hallenstadion de Zúrich, Suiza.
Diego Armando Maradona calificó como "traidor" al ítalo-suizo Gianni Infantino, uno de los candidatos para ser el nuevo presidente de la FIFA en las elecciones que se celebrarán mañana desde las 4 de Argentina en el Hallenstadion de Zúrich, Suiza.

El ex astro del fútbol sostuvo que tanto el jeque bareiní Salman Bin Ebrahim Al Khalifa, como el príncipe jordano Alí bin Al Hussein, otros dos de los aspirantes a conducir el ente máximo del fútbol mundial, "tienen grandes posibilidades".

"El príncipe Ali y el jeque Salman tienen grandes posibilidades, y lo digo porque me parece que lo de Infantino es de un traidor total, porque teniendo al jefe (Joseph Blatter) entre las cuerdas, por no decir entre las rejas (está preso por corrupción), siguió trabajando como si nada. Y pasó de revolver las pelotitas (en los sorteos) a presentarse como candidato a presidente de la FIFA, está todo muy mal", aseguró Maradona en declaraciones a la prensa europea.

"El presidente tiene que ser uno que no busque hacerse millonario a través de la pelota, los sponsors, y de los mundiales, que es donde se recauda mucho más. El que sea así va a tener mi apoyo", agregó el '10'.

"Antes se sabia, con certeza, dónde sería el próximo mundial. Y Blatter, como veía venirse todo esto, dijo Rusia o Qatar, en su momento, porque quería 'picotear', porque no se iba a perder esos sobres (coimas de dinero). El Comité de Ética de la FIFA se equivocó con las penas, tenían tantas pruebas de lo que habían robado que tendrían que haberles dado condenas perpetuas a todos los implicados", aseveró.

Maradona, por último, elogió a Hillary Clinton, candidata Demócrata a la presidencia de Estados Unidos, quien se comprometió a seguir con las investigaciones sobre los casos de corrupción en la FIFA. "Estoy por primera vez en mi vida de acuerdo con una medida de Estados Unidos", finalizó entre risas.

Mañana se definirá el nuevo presidente de la FIFA, nueve meses después del escándalo que estalló por los casos de corrupción, que obligaron al suizo Joseph Blatter a renunciar al cargo que ocupó durante 17 años. Y el 10 dio su opinión.