El Sumo Pontífice superó el cuadro febril que este jueves lo obligó a suspender audiencias y este sábado recibirá al Presidente, quien ya se encuentra en Roma.
Tras participar de la prédica de Cuaresma, el pontífice argentino recibió al nuncio apostólico en Corea y Mongolia, monseñor Osvaldo Padilla, en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico.

Así, Francisco retomó su actividad luego de que este jueves debiera suspender las audiencias previstas por unas "líneas de fiebre".


El Papa tiene en agenda también recibir al ministro presidente del Estado Libre de Turingia, Bodo Ramelow, y al nuncio apostólico en Venezuela, Aldo Giordano, además del arzobispo de Homs del Greco-Melkiti (Siria), Jean-Abdo Arbbach, informaron fuentes vaticanas a Télam.

Al mediodía romano, Francisco recibirá en audiencia en la Sala Clementina a unos 200 participantes del Congreso Internacional promovido por el Pontificio Consejo Cor Unum por los 10 años de la encíclica "Deus Caritas Est".

Francisco recibirá el sábado en la Biblioteca del Palacio Apostólico, a las 9.30 locales, al presidente Macri, quien llegó este viernes a Roma acompañado por su esposa Juliana Awada y tres gobernadores invitados por la Casa Rosada para que lo acompañen: los opositores Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Manuel Urtubey (Salta) y el radical Alfredo Cornejo (Mendoza).

La comitiva oficial está integrada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller Susana Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el secretario de Culto, Santiago de Estrada, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.