El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, redobló su ofensiva en la disputa de despachos con el kirchnerismo. Después del conflicto por la oficina que ocupa Máximo Kirchner, el dirigente de Pro resolvió desalojar del 3° piso de la Cámara baja.
Además, dispuso que el Frente para la Victoria debe liberar la Sala de la Juventud Néstor Kirchner, lugar habitual de reunión de los legisladores de La Cámpora . Insistió en que la ocupación del despacho 340 por Máximo Kirchner es "ilegítima", e intimó a Recalde a liberar esa oficina antes del lunes.

Según el diario La Nación, la decisión se plasmó en una nota que el secretario general de la Cámara, Guillermo Bardón, le envió el jueves al presidente del bloque del FPV, Héctor Recalde . "Me dirijo a usted muy respetuosamente a fin de solicitarle tenga a bien disponer la entrega en el plazo de 72 horas de las llaves de los espacios físicos que se detallan a continuación", dice la nota, y menciona los despachos 313 y 338, donde funciona la sala Néstor Kirchner; 313 bis, correspondiente al comedor; 315, 317 y 319, donde trabajan García y sus asesores, y 329, ocupado por Kunkel.

"Corresponde que el bloque del FPV haga entrega de esos espacios y despachos en el plazo mencionado a fin de permitir a la Secretaría Administrativa su adjudicación a otros bloques en base al criterio de proporcionalidad derivado del resultado de las elecciones del 25 de octubre de 2015", agrega la nota.

Por el momento no se conoce que la redistribución de oficinas haya afectado a ningún otro bloque. "Es una actitud extorsiva y provocativa. No nos parecen importantes los despachos, pero este ataque es de naturaleza política. Apunta a la bancada que se opone de manera más firme a la decisión del Gobierno de reendeudar al país e hipotecar su futuro", sostuvo Recalde.