El juez investiga supuestas irregularidades en contratos de dólar futuro, y hoy, en una sorpresiva resolución, decidió incluir a la ex presidenta Cristina Kirchner en la lista de indagados en la que figuran Axel Kicillof y Alejandro Vanoli.

El juez Claudio Bonadio investiga supuestas irregularidades en contratos de dólar futuro, y este viernes, en una sorpresiva resolución decidió incluir a la ex presidenta Cristina Kirchner en la lista de indagados en la que figuran el ex ministro de Economía Axel Kicillof y Alejandro Vanoli, ex titular del Banco Central.

El magistrado intenta averiguar si en las fuertes ventas de dólar futuro que realizó el Banco Central (BCRA) fueron beneficiadas empresas y personas allegadas al Gobierno kirchnerista, y si en esa venta, el entonces presidente de la entidad Alejandro Vanoli, violó la carta orgánica del banco o si hubo gente que operó valiéndose de información calificada.

La causa se inició por una denuncia de los diputados Mario Negri (UCR) y Federico Pinedo (Pro), presidentes de sus respectivos bloques legislativos, que acusaron a la conducción del BCRA del delito de "defraudación por infidelidad" contra la administración pública.

Argumentaron que Vanoli había autorizado la venta a futuro de dólares "que no tiene", fijando de antemano "un valor muy por debajo del que correspondería".

Según la denuncia, se los estaba vendiendo a 10,65 pesos, menos de lo que paga la gente por el "dólar ahorro" y mucho menos de los 14 o 15 pesos que se pactan en el mercado de Nueva York con un plazo similar.

En noviembre Bonadio ordenó a la Policía Metropolitana el allanamiento al Banco Central y de acuerdo a declaraciones y pruebas reunidas, el juez concluyó que el Banco Central "ha tenido un quebranto" de 7.575.601.698,2 de pesos.

Dijo el juez además, que "se deberá afrontar un pago (teniendo como parámetro el tipo de cambio de referencia al 12/02/16) por las posiciones abiertas de febrero a junio del año en curso en este mismo mercado, estimado en $39.879.273.378,00.

Asimismo, según el juez, el BCRA debió abonar sumas millonarias además por las operaciones de venta de dólar futuro concertadas en el Mercado MAE, por las posiciones de diciembre 2015 a junio 2016.

En rigor, según economistas consultados, la intervención en el mercado a futuro es una estrategia habitual que utilizan todos los bancos centrales del mundo con el objetivo de dar certeza sobre la pauta de devaluación de la moneda y brindar cobertura a grandes empresas, exportadores y bancos

En la causa hay listas que suman más de 500 páginas, en las que figuran casi todos los bancos privados que operan en la Argentina y grandes empresas, automotrices, agencias de viajes, empresas de telecomunicaciones y firmas extranjeras que utilizan el dólar a futuro para resguardar allí sus utilidades.

Desde que se inició la investigación, declararon como testigos el actual ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay, también Martín Redrado, Juan Carlos Fábrega, entre otros.

El juez basó su resolución de pedidos de indagatoria en informes recibidos de Mercado a Termino de Rosario S.A. (ROFEX), el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y toda la documentación del BCRA.

La denuncia fue presentada en octubre pasado y desde entonces, el fiscal Eduardo Taiano impulsó la investigación.