Las autoridades encontraron el cuerpo de la mujer en su casa del Reino Unido, pero además repararon en el hecho de que el pequeño había estado todo ese tiempo solo.
El servicio forense de Gran Bretaña investiga desde el jueves pasado la muerte de Anneka Sherritt, una mujer de 31 años cuyo cuerpo fue encontrado en su hogar de la localidad de Plymouth como única compañía de su hijo de tres.

Las autoridades determinaron que la muerte de Sherritt no fue dudosa, por lo que no se espera que la investigación dure mucho, informó el sitio Daily Mail. La mujer habría fallecido el viernes pasado, pero recién la encontraron el lunes de esta semana.

Mientras tanto, amigos y familiares de la mujer iniciaron una campaña online para solventar los gastos de su entierro, y para cuidar a su hijo de tres años, quien tuvo que "defenderse solo" por tres días desde la muerte de su madre.