El comerciante acusado de ayudar a los sentenciados por el triple crimen de General Rodríguez en la fuga que paralizó al país entero habló en C5N sobre cómo fue el encuentro con los ex prófugos a pocas horas del escape. "Fue durante el cumpleaños de mi hija de un año", dijo Marcelo Melnyk. Escuchalo.

Marcelo "El Faraón" Melnyk, quien es sospechado de colaborar con la fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci del penal de General Alvear, rompió el silencio en el programa El Expediente de C5N y contó por primera vez cómo fue el encuentro que mantuvo con los implicados del triple crimen de General Rodríguez a pocas horas del escape que convulsionó a todo el arco político.

el faraon c5n.avi
El comerciante, que estuvo preso en Sierra Chica y fue liberado por falta de mérito en relación al escandaloso escape, aseguró que la visita de los ex fugados ocurrió el mismo día del escape, en horas de la tarde y en su propia casa: "Estaba en el cumpleaños de mi hija y vino a visitarme Víctor Schilacci. Ese día me había enterado por el noticiero que se habían fugado los Lanatta. En un principio hablaban solo de ellos", dijo Melnyk.

"El Faraón" contó en el programa conducido por Mauro Szeta y Paulo Kablan que se sorprendió por la visita de Schillaci y aclaró que no entregó dio armas ni dinero a los ex prófugos. "Fue por la tarde. Había 50 personas y apareció solo. Estuvo entre cinco y diez minutos. Lo abracé porque es mi amigo y siempre lo voy a querer. No lo podía creer. Es como un hermano para mí", detalló.

faraon 2.avi

Melnyk amplió que Schillaci “estaba muy apurado” y que “vestía una gorra y gafas de sol”. “No sé que tenía pensado. No le pregunté. Nos reímos que estaba ahí, pero de los nervios”, agregó.

Además, Melnyk reconoció que los hermanos Lanatta también llegaron hasta su casa. "Víctor (Schillaci) me dijo que salga, que me querían saluda los Lanatta. Salí, los saludé y les dije que se cuiden", relató.