El Presidente y la Primera Dama no se despegaron ni un centímetro de lo que exigen las reglas de ceremonial en este tipo de visitas. Conocé qué llevaba cada uno.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, y su esposa Juliana Awada apelaron a un look protocolar para el encuentro con el papa Francisco en el Vaticano y se ajustaron a esas reglas sin moverse un centímetro de las mismas.

Macri estaba vestido con un ambo en color azul oscuro, camisa blanca y corbata en los tonos del traje, ya que para este tipo de ocasiones, las reglas de ceremonial exigen para los hombres preferentemente paletas oscuras (negro, azul marino o gris) tanto en las prendas como en las corbatas y la infaltable camisa blanca.

Por su parte, Awada usó un vestido de líneas simples, sin bordados ni apliques en color negro, un abrigo corte 3/4 liso, medias oscuros opacas y los stilettos bien cerrados, que para este tipo de ocasiones son los indicados.

El diseño fue creado por Ménage a Trois y es uno de los tantos modelos que la firma nacional creo en una de sus últimas colecciones.