Personal de Gendarmería Nacional detuvo en las últimas horas a un hombre de nacionalidad boliviana que trasladaba ocultos en un vehículo 66,380 kilos de cocaína que estaban ocultas en un "doble fondo" de la caja y del panel de la compuerta de una camioneta que se dirigía a Buenos Aires.
Fuentes de la fuerza informaron que el operativo se realizó en el Departamento tucumano de Burruyacu.

El jueves pasado, efectivos del Escuadrón 55 Tucumán, mientras llevaban a cabo un operativo de control sobre la Ruta Nacional número 34 a la altura del Paraje 7 de abril detuvieron la marcha de un automóvil Volkswagen Saveiro, conducido por un ciudadano de nacionalidad boliviana de 38 años de edad, quien se encuentra radicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los gendarmes durante el procedimiento, observaron en un lateral de la caja signos de haber sido removida recientemente,alertándolos sobre la posibilidad de estar ante un ilícito.

El conductor del rodado mencionó que su destino final era la provincia de Buenos Aires, por lo que los investigadores sospechan que la idea final era comercializar esa droga en el Conurbano.

En una inspección más minuciosa los uniformados retiraron partes de la estructura de la caja descubriendo en sus laterales y en el interior del panel de la compuerta 64 paquetes rectangulares que contenían una sustancia blanca, la cual al ser sometida a la prueba Narcotest por peritos de la Fuerza. Arrojó como resultado positivo para cocaína, alcanzando un peso total de 66 kilos 380 gramos.

El Juzgado Federal número de Tucumán a cargo de Raúl Daniel Bejas dispuso la detención del conductor, el secuestro del estupefaciente como así también documentación de interés.