El gobierno de la provincia de La Rioja y los decentes llegaron a un acuerdo en la paritaria y el lunes 29 habrá clases.
El gobierno y los sindicatos docentes locales alcanzaron un acuerdo paritario que llevará el salario testigo a 7.800 pesos desde febrero y a 8.500 desde el mes de julio.

El gobernador Sergio Casas, dijo que se trata de "un día de una gran alegría, que muestra que han triunfado el diálogo y el consenso, esto que venimos diciendo desde el 10 de diciembre que se podía alcanzar un acuerdo en las paritarias docentes en la provincia".

"Valoramos la gran predisposición de los gremios ya que siempre se hablaba del mayor aumento posible dentro de las posibilidades reales de la provincia y además hay que valorar y agradecer el esfuerzo de la Nación, porque han ayudado con componentes salariales como lo hacen año tras año más un ítem especial para que lleguemos a este salario testigo de 7.800 pesos desde febrero y a 8.500 desde el mes de julio", señaló.

Acompañado por el vicegobernador Néstor Bosetti, los ministros de Hacienda Ricardo Guerra y de Educación Juan Luna mas los representantes de los gremios docentes UDA, SELaR y SADOP, Casas remarcó "la gran felicidad que tendrán los padres y los niños fundamentalmente porque el día lunes podrán asistir todos a clases".

Por su parte, el ministro de Educación Juan Luna indicó que el acuerdo alcanzado "está en línea con lo que se estableció a nivel nacional" y aseguró que "es muy conveniente para los docentes de la provincia porque quedó establecido que el sueldo mínimo, fijado por la Nación, es de 7.800 pesos a partir del mes de febrero y de 8.500 pesos a partir del mes de julio".

Asimismo, señaló que "estas sumas tienen un componente provincial que implica un enorme esfuerzo para el tesoro de la provincia y un importante componente nacional que fue definido en estas paritarias".