La mujer fue condenada a 18 años de cárcel por asesinar al niño frente a su otro hijo y a un sobrino. Advertencia: los detalles pueden herir la sensibilidad del lector.
Una mujer de Rumania fue condenada esta semana a 18 años de cárcel por matar a golpes a su bebé recién nacido tras darse cuenta de que se parecía a su amante en vez de a su marido. Además perdió la patria potestad de sus otros dos hijos.

Elena Smocot, de 27 años, estaba con sus dos hijos y un sobrino en su casa de Barlad, en el este de Rumania, cuando de repente cayó en la cuenta de que su bebé no se parecía a su marido, informó el sitio inglés Daily Mirror.

Ante semejante descubrimiento, Smocot tomó a su bebé de las piernas y lo golpeó contra todos los muebles hasta dejarlo inconciente. Luego lo llevó al patio de la casa y le pisoteó la cabeza ante la mirada de su hijo de cuatro años y su sobrino, de siete.

smocot.jpg
Los niños fueron los encargados de ir a pedir ayuda a los vecinos, que llegaron cuando la mujer estaba en la ducha con los intestinos de su hijo en la mano tras habérselos sacado con un pedazo de losa del patio.

La sentencia del juicio no es inapelable, pero durante el juicio se llegó a la conclusión de que la mujer sabía lo que estaba haciendo ya que fue capaz de describir cómo le sacó los intestinos a su bebé. La defensa de Smocot adujo que sufría de depresión post parto igual que cuando dio a luz en 2010 y 2012.

Smocot aseguró que nadie sabía que tenía un amante.