Tres jóvenes fueron detenidos cuando quisieron rescatar a los tiros el cuerpo de un ex convicto abatido momentos antes por una oficial de policía a la que intentó asaltar, en la localidad de José C. Paz.
El ex convicto, de 26 años, murió durante un violento tiroteo con una oficial de la Policía Local de José C. Paz, a quien pretendió asaltar, este viernes en esa localidad bonaerense.
El caso alcanzó ribetes de gran tensión, publicó un matutino porteño, ya que posteriormente familiares del abatido no dudaron en agredir a balazos a los servidores públicos que habían concurrido al escenario del episodio.
Voceros de esa fuerza revelaron que los hechos comenzaron a las 9.10 del viernes, en el cruce de Bragado y Maestro Eduardo Ferreyra.
La oficial, que se hallaba franco de servicio y vestida de civil, y uno de sus hermanos, esperaban la llegada de un colectivo. En dichas circunstancias apareció en escena un joven con un arma de fuego, quien los amenazó con fines de robo.
La policía extrajo su pistola reglamentaria 9 milímetros y se enfrentó con el asaltante, quien fue alcanzado por un certero balazo en el pecho. Pese a estar herido, el delincuente huyó a la carrera, pero cayó muerto en el patio de una finca, situada en Paula Albarracín al 4.200.
Junto al cuerpo, los policías de la comisaría 3ª de José C. Paz incautaron una pistola Bersa 22 largo. Posteriormente, el occiso fue identificado por su mujer, estableciéndose que era un ex presidiario, llamado Jonathan Adrián Alé, de 26 años.
Según algunos vecinos del citado barrio, Jonathan estuvo al menos cuatro años preso. Momentos después y mientras las autoridades policiales se encontraban en el lugar del tiroteo, numerosos habitantes de una villa de emergencia, situada en el vecindario, en el noroeste del conurbano bonaerense, donde vivía el abatido, se aproximaron y tres de ellos empezaron a dispararles para que abandonaran la zona y poder rescatar el cuerpo sin vida de Alé.
Debido a lo dramático de la situación, los integrantes del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de José C. Paz pidieron el apoyo de sus pares de San Miguel, y en conjunto lograron dispersar a los agresores que se refugiaron en una humilde casilla en esa villa de emergencia.
De inmediato, los pesquisas allanaron la vivienda y apresaron a tres sujetos (dos de ellos de 19 años y el restantes, de 17), quienes aparecen sindicados como familiares de Alé.
Luego de revisar la casa, los servidores públicos secuestraron, dentro de un lavarropas, un revólver marca "Tejano", calibre 32 y otro "Italo Gra", calibre 22 largo.
Intervino en la causa la Unidad Funcional Nº 19 de Malvinas Argentinas, dependiente del departamento judicial de San Martín.