Lionel Messi marcó un gol de tiro libre para Barcelona, que le ganó ajustadamente a Sevilla por 2-1, para consolidarse en la primera posición de la Liga española, al completarse la 26º fecha.
El rosarino asestó un latigazo formidable al palo izquierdo del arquero Rico, a los 31 minutos del primer tiempo, para colocar el provisorio 1-1, después de un arranque prometedor del conjunto andaluz.

Embed
Es que el equipo dirigido por Unay Emery había sorprendido a los 20 de la etapa inaugural, con una buena combinación colectiva, que rubricó Vitolo, mandando la pelota al fondo de la red del chileno Claudio Bravo.

Messi llegó así a las 16 conquistas en el torneo, quedando a nueve del máximo artillero, su compañero y amigo, el uruguayo Luis Suárez.

El indiscutido rey del fútbol mundial, además, sumó su tercer gol de tiro libre en el certamen y el tercero también el mismo rival, ya que había conseguido dos en la victoria 5-4 por la definición de la Supercopa de Europa, jugada en Tiblisi, Georgia.

Por su lado, a lo largo de carrera, Messi le lleva convertidos 20 tantos al Sevilla, ubicándolo como su segundo blanco preferido, después del Atlético Madrid, al que le gritó 21 goles.

El segundo tanto de los dirigidos por Luis Enrique fue obra del zaguero central Gerard Piqué, a los 3 minutos de la segunda parte.

Con esta victoria, Barcelona niveló una marca que ostentaba el Real Madrid temporada 1988-89, conducido por el holandés Leo Benhakker. El equipo blaugrana llegó a los 34 partidos invicto, con 28 triunfos y 6 igualdades.