EFE
EFE
Atacaron y mordieron a su víctima para beber su sangre cuando estaba "borracha y vulnerable".

Dos adolescentes de Nueva Zelanda confesaron ante la Justicia de Wellington de participar en un ataque "vampiro" contra un tercer joven, que terminó internado a causa de los mordiscos recibidos.

Xenia Gregoriana Borichevsky y James Eric Orr, ambos de 19 años, se declararon culpables ante el Tribunal de Wellington de haber atacado, mordido y bebido la sangre de su víctima, un joven de 18 años, en una noche de borrachera el 20 de febrero de 2010, según el sitio Sydney Morning Herald.


Los tres jóvenes y otro más se reunieron esa noche en el departamento de Orr, donde bebieron alcohol y la víctima se habría hecho algunos piercings en distintas partes del cuerpo. Hasta ese momento, el joven consentía lo que ocurría, pero con el paso de las horas cambió el ambiente.


Al parecer, el grupo salió a buscar más alcohol y al regresar al departamento de Orr atacaron a la víctima, lo mordieron en el pecho, brazos y torso y bebieron su sangre. El joven se desmayó horas más tarde en un hospital local porque se le infectaron las heridas y pasó varios días en el hospital.

Borichevsky y Orr podrían recibir una multa de 400 dólares neozelandeses cada uno y varias horas de trabajos comunitarios con libertad plena o restringida.

Otro de los agresores, James Phillip Brooks, de 22 años, recibió tres meses de libertad restringida, 150 horas de trabajo social, el pago de 400 dólares de indemnización y diez meses de libertad bajo supervisión.