El criticado entrenador de Boca opinó que a su equipo le "faltó decisión" en el clásico que perdió en Avellaneda 1-0 frente a Racing Club, el mismo adversario al que recibirá el jueves por la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.
"Uno se va conforme por la tenencia y el protagonismo que tuvimos, pero caliente por el resultado. Siempre da bronca perder, y preocupa o molesta la derrota. Hay que levantarse rápido, porque tenemos otro partido importante contra Racing en nuestra casa y esperamos mejorar las cosas que han faltado", precisó Arruabarrena al atender a los periodistas.

Boca puso lo mejor que tenía en cancha, pero de todas maneras quedó lejos de la cima de la zona 2 del torneo local, y en su debut en la competencia internacional había empatado sin goles frente a Deportivo Cali en Colombia, por lo que necesita un triunfo con urgencia.

Además, la prueba siguiente será nada menos que el Superclásico contra River Plate en el estadio Monumental, en el marco de la sexta fecha del Campeonato de Primera División.

"Nosotros queremos ganar todo. El semestre anterior hemos ganado los dos Superclásicos, pero a veces ganás, a veces perdés y a veces empatás", refirió el director técnico.

El Vasco analizó en conferencia de prensa que "fue un partido chato" y que lo de su equipo "no fue malo, pero tampoco fue bueno".

"Defensivamente estuvimos bien, pero nos ha faltado generar más juego, sobre todo por las bandas. Faltó decisión para ir a buscar ese gol. Y al no tener un nueve de área, hay que buscar otras formas. Hubo momentos en que lo hicimos bien, pero a algunos jugadores les faltó buscar el uno contra uno", remarcó Arruabarrena.

Acerca de la formación que empleará para el encuentro del jueves, comentó que evaluará las condiciones en las que llegarán Daniel Osvaldo, el uruguayo Nicolás Lodeiro y Andrés Cubas, en tanto deslizó que esta noche vio "bien" a Leonardo Jara, "con decisión".

Asimismo, agregó a su favor que "el entorno no va a ser el mismo", que "en el momento más complicado para Racing, la gente empezó a alentar" y se sintió, aunque en la ocasión Boca no contará con el respaldo de su gente por la sanción que deparó la eliminación en el escritorio de la última Copa, tras los incidentes frente a River en La Bombonera.