El papa Francisco recibió al cardenal australiano George Pell, miembro del Consejo de Asesores del Pontífice conocido como C9, que el domingo reconoció que la Iglesia Católica "cometió enormes errores" en los casos relacionados con sacerdotes acusados de abuso infantil durante años.
El Obispo de Roma recibió en audiencia a las 11.15 de Roma (7.15 de Buenos Aires) a Pell, prefecto de la secretaría de Economía del Vaticano, quien en la noche del domingo aseguró que la Iglesia "cometió errores y trabaja para remediarlos" al declarar en una causa que investiga la protección eclesial a religiosos acusados de pederastía.

Luego de la audiencia, que duró algo menos de 45 minutos, según informaron a Télam fuentes de la Santa Sede, Pell seguirá con su comparecencia, prevista para la noche de Roma.

"No estoy aquí para defender lo indefendible. La Iglesia cometió enormes errores y trabaja para remediarlos"
, aseguró Pell, que compareció anoche por videoconferencia desde Roma ante la Real Comisión de Sydney, que investiga una serie de casos de pedofilia por parte de religiosos en Australia entre 1970 y 1980.

Según el prefecto de la Secretaría Económica del Vaticano, la Iglesia "ha hecho un desastre de estas cosas y ha defraudado a personas" y por mucho tiempo desechó denuncias creíbles de abusos "en circunstancias absolutamente escandalosas".

Embed

En su tercera comparecencia en la causa que investiga las denuncias de pedofilia del ex obispo de Ballarat, Ronald Mulkearns, Pell describió como una "catástrofe para la Iglesia" el manejo que hizo Mulkearns del caso de Gerald Ridsdale, el sacerdote pedófilo más tristemente famoso en Australia, e incluso hizo un "mea culpa" al reconocer que él también había cometido errores por creer con frecuencia a los sacerdotes y no a las víctimas que denunciaban los abusos, según agrega el sitio especializado romano El Sismógrafo.

"Debo decir que en aquellos días, si un sacerdote negaba tal actividad, yo me inclinaba firmemente a aceptar el desmentido",
afirmó Pell, de 74 años, que compareció por videoconferencia desde el Hotel Quirinale de la capital italiana porque su estado de salud le impide trasladarse a Australia.

Pell, que nació y creció en Ballarat, fue ordenado sacerdote allí en 1966 y era consultor de Mulkearns, que trasladó a Gerald Ridsdale de parroquia en parroquia durante años.

El cardenal, cuya declaración es vista en una sala de conferencias en Roma por varias víctimas de abusos que viajaron especialmente, también fue citado por la Comisión Real en relación a varios casos denunciados en Melbourne, donde fue arzobispo entre 1996 y 2001.

Apenas después de que el cardenal terminaba su declaración, a las 2 de Roma (22 de Argentina), se anunciaba que la película "Spotlight", que narra una historia similar en los Estados Unidos, ganaba el premio Oscar a mejor film.