Emilio Nsue, jugador del Middlesbrough inglés, quiso cuidar el triunfo ante el Fulham de una manera especial, pero su intento por hacerse el habilidoso le terminó jugando una mala pasada.
Embed