El Ascenso argentino volvió a entregar una de esas situaciones que sólo suelen darse por estas tierras. El árbitro del duelo entre Deportivo Armenio y Colegiales terminó el primer tiempo a los 35 minutos, es decir, diez antes de lo que estipula el reglamento.
Pablo Gímenez, encargado de impartir justicia en el duelo por la Primera B Metropolitana, dio por finalizada la primera mitad diez minutos antes, ante la sorpresa de los jugadores y de los propios asistentes, que fueron corriendo a avisarle del insólito error.

Con cara de circunstancia, Giménez pidió perdón y el partido continuó como si nada hubiera pasado.

Video Error Arbitro.mp4