Parece broma pero no es, las señales ya son oficiales. Las autoridades suecas acaban de crear una señalización que le indica a los conductores que tengan cuidado en zonas con peatones chequeando el teléfono.
Un hombre llamado Jacob Sempler fue atropellado en Estocolmo debido a que todo su interés estaba puesto en su teléfono. Cuando se dio cuenta que su adicción al smartphone podría costarle la vida, se reunió con su socio, Emil Tiisman, para crear esta señal.

Las señales cradas con un fin únicamente publicitario cumplieron su cometido: llamar la atención de los transeúntes, los cuales compartieron las imágenes en todas las redes sociales habidas y por haber.

No obstante, las autoridades decidieron retirar las señales debido a que no eran oficiales. Pero, luego de unos meses y después de la repercusión que alcanzaron, decidieron incorporarla al código de circulación de Suecia.

El aviso está dirigido a los autos y el peligro, obviamente, son las personas que no levantan la mirada por estar viendo la pantalla de su celular, personas que, en estos tiempos, al parecer comenzaron a representar un peligro para todos.