El presidente Mauricio Macri encabezará este martes por primera vez la apertura de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa y tiene previsto brindar un discurso de menos de una hora, el cual estará dividido entre una mitad dedicada a la herencia recibida del gobierno anterior y otra más positiva de cara al futuro.


El Presidente hablará "entre 45 minutos y una hora", en lo que será el primer discurso de apertura de sesiones en 12 años formulado por un presidente no kirchnerista y el primero dicho por un dirigente ni radical ni peronista en casi un siglo, informó la agencia Télam.

"Habrá para todos los gustos, todos van a quedar conformes", señaló uno de los arquitectos de la puesta en escena de mañana, en alusión a los que buscaban un discurso más duro con respecto al estado de las cuentas y de la administración pública recibido y los que prefieren enfocarse en algo más propositivo.

Entre los primeros están los dirigentes de la UCR, que pidieron sincerar más la herencia recibida, según admiten desde el Gobierno, y entre los segundos, el ala comunicacional del macrismo más antigua, encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

"Al comienzo se hablará de lo recibido y la segunda mitad será sobre lo que está por venir, con proyectos de gestión", agregaron.

Otro de los funcionarios -que suele participar de la confección de los discursos presidenciales- dijo que "se hará mención de la agenda parlamentaria que impulsará el Gobierno" y que habrá una segura referencia al proyecto de ley del Arrepentido para delitos de corrupción -una iniciativa apoyada también por el Frente Renovador y por Progresistas- además de medidas sociales (podría haber algún párrafo dedicado a la ampliación de la Asignación por Hijo).