Se trata de cuatro empresarios y tres ex funcionarios que aportaron fondos para la fórmula que encabezó la ex presidenta junto a Julio Cobos. La medida la dispuso el juez Lijo, quien aseguró que fue "una investigación muy larga".
El juez federal Ariel Lijo citó a declaración indagatoria a empresarios y ex funcionarios por presunto lavado de dinero en sus aportes en la campaña electoral de Cristina Kirchner de 2007.
Se trata tanto de personas que aportaron a la campaña como de quienes recibieron esos fondos y debieron administrarlos. En total hay siete personas citadas: cuatro empresarios aportantes y tres funcionarios, confirmó Lijo en diálogo con Radio Nacional.
Embed

Entre los aportantes citados figuran Néstor Lorenzo, por Sanford Salud; Carlos Torres, por Multipharma; Soledad Bellone (viuda de Sebastián Forza) y Gabriel Brito, de Global Pharmacy.

Además, tres ex funcionarios: Néstor Capacciolli, el principal responsable de la campaña presidencial del Frente para la Victoria en el 2007; Sebastián Gramajo, ex gerente de la Anses; y Hernán Diez, ex director de la Lotería Nacional.

"Es una investigación que fue muy larga, transcurrió por muchas hipótesis. Incluso la inicial era ver si entre los aportantes había alguna empresa beneficiada con contratos del Estado", afirmó Lijo y aseguró: "Se probó que estas empresas daban aporte y no pudieron justificar los fondos que aportaron. Tampoco tenían capacidad para afrontar los pagos".

Asimismo, confirmó: "No hubo registros contables del movimiento de este dinero".

"Hubo cuentas que se activaron solamente para estos pagos, estaban inactivas. Está claro que el origen del dinero es ilegal", señaló el magistrado.

En tal sentido, resaltó que se trata de "empresas que no tenían capacidad económica ni depositaron el dinero por la ventanilla de un banco. Tienen vinculación -las personas involucradas- en otras investigaciones que están en trámite y tienen relación con otras actividades ilícitas".