Los hinchas de Boca tomaron parte en la crisis futbolística que atraviesa el club, que tuvo la despedida de Rodolfo Arruabarrena como entrenador, y expresaron su malestar contra la dirigencia xeneize colgando banderas en las cercanías de la cancha y el Complejo de Casa Amarilla.
Algunos hinchas se acercaron en la mañana de este martes al entrenamiento y en las inmediaciones del club decidieron colgar dos banderas, ambas amarillas con letras azules, con un claro destinatario: los dirigentes.

"Queridos dirigentes, que vulnerables fueron", rezaba el trapo más chico, en tanto que el más grande defendía puntualmente al Vasco Arruabarrena y a Julio César Falcioni. "Basta de ídolos, demagogia y billetera. Falcioni y Vasco por siempre, gracias", decía.

Este martes, Arruabarrena y el presidente boquense, Daniel Angelici, dieron una conferencia de prensa en la que intentaron explicar la intempestiva salida del entrenador, aunque más que aclarar abrieron muchos más interrogantes y cuestionamientos.

Mientras se espera por la definición del próximo director técnico, Rolando Schiavi encabezó su primera práctica como interino, ya que dirigirá el partido ante Racing Club, por la Copa Libertadores, del jueves, y quizás el Superclásico ante River del próximo domingo por el torneo de Primera División.