Un estadounidense y dos rusos pasaron 340 días en la Estación Espacial Internacional. La NASA investigará qué le ocurre al cuerpo humano después de tanto tiempo lejos del planeta.
Dos astronautas rusos y uno estadounidense regresaron a la Tierra el martes pasado después de pasar 340 días en la Estación Espacial Internacional. Los hombres fueron recogidos por personal de la NASA y de Roscosmos en algún lugar de Kazajistán.

Embed
La expedición número 46 de la NASA a la EEI fue comandada por Scott Kelly, de 52 años, quien sumó así 520 días en el espacio a lo largo de su carrera. Ahora la NASA investigará cuál fue el impacto que tuvo la misión en su cuerpo, explicaron desde el sitio oficial de la agencia espacial estadounidense.

Embed
El "Estudio Mellizo" de la NASA consiste en analizar el estado de salud de Kelly después de pasar un año en el espacio para compararlo con de su hermano gemelo con el objeto de descubrir si es posible hacer una expedición prolongada.

"Scott se convirtió en el primer astronauta estadounidense que pasó un año en el espacio, lo que nos permitirá dar un salto enorme hacia poner nuestras botas en Marte", explicó Charles Bolden, un administrador de la NASA.

Además, Kelly estuvo acompañado por los ingenieros rusos Sergey Volkov y Mikhail Kornienko, quienes regresaron con él.

astronautas rusos.jpg