El Presidente afirmó que el país es el tercer proveedor mundial de cocaína. Sin embargo, un informe de ese organismo indica que la Argentina está sexta en cantidades incautadas entre 2005 a 2014, sólo en América Latina.
"Según la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, la Argentina es el tercer país proveedor mundial de cocaína. El consumo ha crecido exponencialmente, empujado por un narcotráfico que se siente libre para expandirse", dijo un Mauricio Macri enfático durante la apertura de la Asamblea Legislativa. Sin embargo, un informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que trabaja para Naciones Unidas, pone en duda estas cifras.

Según el reporte anual que la entidad publicó, si bien es cierto que "durante el período comprendido entre 2005 y 2014, la Argentina y el Brasil fueron los países mencionados con más frecuencia como centros de tránsito en las rutas hacia América del Norte y Europa occidental y central", lo cierto es que en lo que se refiere a las incautaciones de cocaína propiamente dichas, "los principales países de origen de los envíos a Europa en 2014 fueron, por orden descendente Costa Rica, Ecuador, Colombia, Brasil, Venezuela y Argentina". Esto dejaría a la Argentina en un sexto lugar. Y sólo si se toma como referencia el mapa de América Latina.