El juez puso como condiciones que el Congreso derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y que pague a los holdouts que aceptaron la oferta antes del 29 de febrero.
El juez Thomas Griesa levantó este miércoles las restricciones aplicadas contra la Argentina que le impedían pagar deuda a bonistas que entraron a los canjes de 2005 y 2010, un pedido que había formulado el gobierno y al que se habían opuesto los fondos buitre.

Dos días después del acuerdo con los fondos más duros, Griesa consideró que: "Las circunstancias han cambiado tan significativamente como para volver las órdenes injustas y en detrimento del interés público".
El magistrado puso como condiciones que el Congreso derogue las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y que pague a los holdouts que aceptaron la oferta antes del 29 de febrero.