Familiares y amigos de un joven que falleció después de una gresca, marcharon al cementerio por las calles de la localidad misionera de San Vicente con el ataúd abierto, para denunciar un presunto caso de abuso policial, se se supo el miércoles.
La inédita protesta se concretó el martes en el mencionado municipio, distante a unos 170 kilómetros de Posadas, en ocasión de realizarse el sepelio de César Daniel Da Cruz, de 22 años, quien murió el domingo a la madrugada luego de participar en una pelea.

De acuerdo con fuentes policiales, Da Cruz se encontraba en un bar ubicado a la vera de la ruta nacional 14, en una ronda de consumo de alcohol, cuando en determinado momento fue herido en la espalda con un cuchillo por uno de los parroquianos, quien además atacó a otro.

El joven, de 22 años, murió en el hospital de San Vicente, mientras que la segunda víctima fue trasladada al hospital SAMIC de la localidad de Oberá
, con un corte en el rostro, donde continuaba internado, dijeron las autoridades policiales.

Al llegar la policía hasta el escenario de la agresión, "en lugar de llevarlos al hospital les hicieron pasear por toda la ciudad. Tardaron más de media hora para llegar al hospital, siendo que estaba a cien metros", denunció Aníbal Da Cruz, hermano de la víctima.

Durante el velatorio, los familiares y amigos que se congregaron para despedir al muerto detectaron que el cuerpo "tenía moretones en el cuello, como si lo hubieran ahorcado, y marcas de golpes en distintas partes el cuerpo. Para mí, la Policía le dejó morir y además lo golpearon", agregó Aníbal.

Ante la sospecha de un caso de abuso policial, el grupo de allegados decidió marchar a pie por las calles céntricas de la localidad de San Vicente, portando el ataúd abierto con el cadáver semidesnudo del joven, con el propósito de exhibir las huellas de un supuesto maltrato policial.