Marta vive en la denominada "cuadra del dengue", donde se registraron ocho casos en los últimos días. Ella no dejó que los trabajadores municipales entraran a su casa a fumigar porque consideró que era "peligroso".
Marta vive en Vicente López y esta semana fue noticia porque no dejó que los trabajadores municipales entraran a su casa a fumigar, pese a que en su cuadra se registraron ocho casos de dengue en los últimos días.

"Es peligroso dejar a pasar a cualquiera", señaló la mujer mientras mostraba su casa, donde acumula cacharros, basura y cajas de cartón.

Sus vecinos se mostraron molestos con la actitud de la mujer porque consideran que su vivienda es el ámbito propicio para que se reproduzca el Aedes aegypti, el mosquito transmisor del dengue y zica.

Ahora, la mujer –que tendría el síndrome de Diógenes- se comprometió a recibir a los fumigadores la próxima vez, según relató revista Anfibia.