El astronauta Scott Kelly creció 5 centímetros después de haber estado un año flotando en la Estación Espacial Internacional (ISS), según informó la agencia espacial estadounidense.
El aumento en la estatura se debe a la ingravidez ya que la columna vertebral de Kelly se alargó. Eso sí, no durará para siempre ya que volverá a su altura normal tras un tiempo en la Tierra cuando su columna vuelva a doblarse.
El astronauta regresó a Estados Unidos, su país natal, tras una misión de casi un año en el espacio.

"Esta misión representa el último hito del programa aeroespacial de nuestro país, pero no será el último, habrá más. Explorar está en el ADN de nuestro país y nunca nos tenemos que detener", afirmó Kelly en un breve discurso a pie de pista.

"Este no fue mi viaje y no fue mi año en el espacio como se dijo. Tampoco es mi logro, es un logro de la NASA y es un logro del país", agregó el astronauta.

Kelly obtuvo gran popularidad durante el año que pasó en la ISS ya que compartió a diario las fotografías que hacía desde el espacio de todos los rincones de la Tierra y convertirse así en el primer astronauta 2.0 de la historia.