El jefe de Gobierno porteño condenó a "las mafias" que operan en el barrio porteño de Floresta y que "lucran" con la venta de "ropa trucha". "Hay gente que no puede salir de su casa y comerciantes que no pueden abrir los negocios por culpa de los manteros", denunció.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, defendió el desalojo de los vendedores ambulantes que se instalan sobre la avenida Avellaneda, en el barrio porteño de Floresta.


Embed
"Se realizó un operativo para liberar las calles. Los vecinos tienen que entrar a sus casas y los comerciantes tienen que poder abrir su puertas", señaló Larreta en declaraciones a Radio 10.

"En Caballito el conflicto con los manteros está resuelto desde hace un mes. Antes por la avenida Rivadavia no se podía caminar", recordó el titular del Ejecutivo porteño.

En este sentido, reiteró que está en contra de "las mafias" que lucran con la venta de "ropa trucha".