El ex presidente de Brasil habló en la sede del Partido de los Trabajadores (PT), luego de que policías lo forzaran a que los acompañara a declarar en una investigación sobre supuestos sobornos relacionados con el escándalo de corrupción en Petrobras.
"No tengo nada que temer, porque no he hecho nada malo. Si los jueces me hubieran mandado a llamar hubiera ido, como lo hice el 5 de enero pasado en Brasilia", afirmó este viernes el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

De ese modo, "habrían evitado esta acción innecesaria y espectacular, este show", añadió en la sede de su agrupación política, el Partido de los Trabajadores (PT), luego de que policías lo forzaran a que los acompañara a declarar en una investigación sobre supuestos sobornos.

Tras declarar durante más de tres horas, el ex mandatario se dirigió a la sede del partido gobernantedesde donde habló con la prensa. "No voy a bajar la cabeza" prometió y aseguró creer que "es necesario tener instituciones fuertes porque ellas son la garantía de un Estado democrático, pero esas instituciones fuertes deben tener personas sumamente responsables".

Y advirtió: "Vivimos en una época en la que la pirotecnia vale más que cualquier otra cosa".

"Hoy me sentí un prisionero", denunció el ex mandatario y vaticinó que "lejos de lo que pretenden, todo este episodio servirá para que el PT levante la cabeza".

Embed

EXCLUSIVO!LULA CONVERSA COM AMIGOS E MILITANTES AGORA NO DIRETORIO NACIONAL DO PT"Se eles quisessem me ouvir era so chamar que eu iria por que não devo e não temo (..) A pirotecnia e o show midiático estão valendo mais que qualquer coisa (...) Eles acenderam em mim a chama...a luta continua!"Lula falou com os militantes pouco antes de 14h e a equipe dos Jornalistas Livres tava lá.#nãovaitergolpe#golpistasnãopassarão#jornalistaslivres

Posted by Jornalistas Livres on viernes, 4 de marzo de 2016
Denunció además que la conducta de los involucrados en la investigación "es muy grave" ya que siempre estuvo presente cuando se lo requirió. "El 5 de enero suspendí mis vacaciones para declarar en Brasilia" explicó al tiempo que salió en defensa de la presidente Dilma Rousseff: "Están atentando contra la libertad de Dilma de gobernar el país".

En ese sentido aseguró que en su declaración indagatoria de este viernes le hicieron exactamente las mismas preguntas a las que ya había respondido en tres ocasiones anteriores y consideró que no era necesario que el juez Moro le hiciera llevar de manera coercitiva. "Lamentablemente ellos prefirieron utilizar la prepotencia y la arrogancia. Fue un show mediático y un espectáculo de pirotecnia porque algunos de los abogados todavía no estaban enterados y sí ya lo estaban los medios".