El ex jugador de fútbol americano fue encontrado culpable en 1997 por el asesinato de su mujer y de un hombre, pero recién este año apareció un ítem que se creía desaparecido.
La Policía de Los Ángeles, en California, Estados Unidos, tomó posesión esta semana de un cuchillo plegable que habría sido parte de la escena de uno de los crímenes más comentados del mundo: el asesinato doble protagonizado por el ex jugador de fútbol americano O. J. Simpson.

Simpson, de 68 años, fue absuelto por falta de pruebas en 1995 por el asesinato de su mujer, Nicole Brown Simpson, y de un camarero llamado Ronald Goldman, quienes murieron apuñalados en la casa del ex deportista en Los Ángeles.

En 1997, un tribunal civil encontró culpable de las muertes al ex deportista y lo condenó a pagar 33,5 millones de dólares.

Pero no fue sino hasta esta semana que la Policía obtuvo un cuchillo que estuvo enterrado en esa propiedad, informó el sitio TMZ. El arma estuvo en el jardín de la casa de Simpson hasta 1998, cuando la construcción fue demolida y un operario lo encontró y se lo entregó a un policía que estaba cerca del domicilio.

Lejos de optar por entregar la evidencia, el oficial decidió que el cuchillo pertenecía a "un caso cerrado" y guardó el cuchillo. Tras retirarse de la fuerza, el hombre decidió enmarcar el objeto como un galardón de su frutcífera carrera como miembro de la División de Tránsito.

Antes de enmarcar el cuchillo, el ahora oficial retirado se comunicó con un colega de la División de Robos y Homicidios para conseguir más información para su cuadro de memorabilia, pero su fuente lo obligó a entregar el arma blanca a las autoridades, informó TMZ.

El descubrimiento en el caso se da en forma paralela a una serie de la cadena FOX estrenada este año, que volvió a ponerlo en escena en los Estados Unidos. "American Crime Story" muestra el caso del ex ídolo deportivo bajo el tìtulo "El pueblo contra O.J. Simpson". En la Argentina la transmite el canal FX los miércoles a las 22.

simpson