Las subas rigen desde este sábado. La medida fue calificada de "impuesto al tránsito" y duramente cuestionada por entidades de consumidores y el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial.
Los peajes de las rutas nacionales aumentaron las tarifas hasta un 500 por ciento desde este sábado, medida que fue calificada de "impuesto al tránsito" y duramente cuestionada por entidades de consumidores y el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial.
Tras la autorización del Gobierno, publicada en el Boletín Oficial, las subas se aplicarán desde las 00:00 horas del sábado en las autovías 3, 5, 7, 8 y 9, entre otras, según las seis resoluciones de Vialidad Nacional, organismo dependiente del ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich.
En el caso de la 7, el incremento del peaje de Villa Espil será del 275%, ya que pasará de costar de 8 a 30 pesos. En la ruta 3, en el kilómetro 90 (a la altura de Cañuelas), el valor hoy es de 11 pesos y subirá hasta los 30 pesos para la categoría 1, que incluye autos y camiones pequeños.
Por su parte, en la ruta 5 –en la estación Olivera- la suba va de los 2 hasta los 10, lo que representa hasta un 400%. El coordinador de CONADUV, Ricardo Lasca, dijo que se trata de un "impuesto al tránsito", y adelantó que el viernes mantendrá un encuentro con el ministro Dietrich para expresar su oposición a la medida.
Desde el Órgano de control de rutas nacionales se justificó la medida sosteniendo que "se verificó la variación de precios registrados en ciertos componentes principales de los rubros de explotación, conservación y mantenimiento y servicios de apoyo que desarrollan los entes concesionarios, que inciden en el nivel de prestación de servicio al usuario".
Por su parte la Unión de Defensa de -Usuarios Viales (UDUV) sostuvo que los precios de los combustibles y las tarifas de peaje no son "precios cuidados sino todo lo contrario, son totalmente descuidados, actualizándose en forma constante, sin control y sin límite".
La entidad criticó la medida a través de un comunicado en el que sostiene que beneficia "a las petroleras y al nefasto Club de Peaje, perjudicando en definitiva a los usuarios viales y a toda la sociedad en su conjunto".
Señaló la entidad que "el continuo aumento del precio de los combustibles y los tarifazos de peaje, abusivos e inapropiados, sigue generando un incremento permanente y sin pausa en el costo de transporte, trasladándose en forma inmediata a todos los precios de la economía nacional" agrega el comunicado.
Por último la UDUV advirtió que "el efecto que tienen los constantes aumentos del precio de los combustibles y los tarifazos de peaje, repercuten en forma directa en el transporte, generando más inflación y restando capacidad de compra a todos los habitantes de la Nación".