El animal se asustó por causas desconocidas y arrojó a su jinete para después zambullirse en el agua a toda velocidad. Cuando se calmó sólo le quedó la opción de nadar.
La Policía Marina de Brisbane, en Australia, rescató a fines de febrero a un caballo de carrera que nadó al menos 11 kilómetros en el mar tras asustarse por motivos desconocidos y arrojar a su jinete en tierra firme.

El caballo Rebel Rover se convirtió en una de las rarezas más difíciles de pescar tras escaparse de sus cuidadores y zambullirse en el mar de la playa Sandgate el 25 de febrero pasado, informó el sitio CNN.

Embed
VMR Brisbane vs Rebel Rover

On the 25th February 2016, VMR Brisbane was tasked by the Brisbane Water Police to help bring to shore a local racehorse Rebel Rover, which had bucked it's trainer and headed out into the bay after it got spooked. After an hour and a half rescue, Rebel Rover made it to shore and is recovering after his ordeal.

Posted by VMR Brisbane Inc on viernes, 26 de febrero de 2016
Las autoridades fueron alertadas en seguida, pero hizo falta un operativo de una hora y media para sacar del agua a Reel Rover, quien le hizo honor a su nombre, que se traduce como "Rebelde Trotamundos", con semejante proeza.

Los entrenadores de Rebel Rover explicaron que suelen usar la natación como parte de su entrenamiento, pero por lo general es "en un ambiente controlado, como una piscina", y nunca por más de 5 o 10 minutos.

En esta oportunidad, sin embargo, en caballo se superó ampliamente. "Lo llamamos 'rebelde' porque es lo que es", aseguró Brad Smith, el entrenador del caballo.

Embed

The crew of Energex Sandgate 1 didn't horse around this morning when they helped the Brisbane Water Police bring this...

Posted by VMR Brisbane Inc on miércoles, 24 de febrero de 201