El desperfecto técnico puso en peligro el suministro de electricidad de la Gran Manzana, pero los técnicos descubrieron que no hubo un sabotaje humano, sino animal.
Un grupo de investigadores de la Comisión de Regulación Nuclear de los Estados Unidos determinó esta semana que la planta de energía Indian Point, ubicada en Nueva York, sufrió un desperfecto técnico en diciembre del año pasado producto de un "gran caudal de excremento de aves" que provocó un cortocircuito en un disyuntor.

Los especialistas determinaron que "un gran caudal de excremento de aves grandes que suele liberarse cada vez que éstas levantan vuelo" fue el causante del cortocircuito que apagó el reactor 2 de la planta durante tres días a partir del 5 de diciembre de 2015, informó el sitio CNN.

La planta Indian Point está ubicada sobre el río Hudson a 38 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, pero la Gran Manzana nunca se quedó sin electricidad debido a las fechorías de los pájaros, informó en su momento el sitio WKTV.

Embed
Al principio se creyó que el reactor 2 de la planta nuclear había tenido una falla de seguridad cuando se cayeron 10 barras de control, pero hasta ahora no estaba claro qué había originado semejante situación.