Un joven de 24 años que había sido herido de un balazo en la pelvis a la salida de un boliche del barrio porteño de Villa Crespo murió este sábado.
Se trata de Luis Gabriel Bravo, quien había sido internado en el sanatorio Güemes y si bien en un principio había sido estabilizado por los médicos, luego su cuadro empeoró.

El hecho sucedió a las 11 en avenida Córdoba al 4000, casi esquina Gascón, en la puerta del local "Baires", donde funciona un "after hour" que comienza a las 7 de la mañana y que permanece abierto hasta las 14.

herido boliche.jpg
Un grupo de chicos y chicas estaban discutiendo dentro del local y de repente salieron a la vereda. Allí Bravo, oriundo de la localidad bonaerense de San Martín, recibió un balazo en la ingle y la pelvis que le perforó esa zona, ya que el proyectil ingresó y salió.

Tras el ataque, otro grupo de jóvenes, entre los que estaba el que disparó, escapó en un auto gris que hasta esta tarde no había podido ser identificado.

Los amigos del muchacho baleado lo trasladaron al sanatorio Güemes, ubicado a pocas cuadras, donde fue asistido y en principio se informó que estaba "fuera de peligro".

Cerca de las 19, los investigadores recibieron la información de que Bravo había fallecido debido a que empeoró su cuadro.

Los peritos de la Policía Federal que trabajaron en el lugar levantaron del lugar del ataque una vaina de una pistola 9 milímetros. En tanto, la causa se encuentra en manos del fiscal de instrucción 11, Andrés Necol, que la caratuló como "homicidio".

Embed
Este sábado, un adolescente de 16 años también fue baleado en la nuca durante un enfrentamiento entre dos grupos que se se produjo a la salida de un boliche de la localidad bonaerense de Hurlingham. El joven, identificado como Patricio Quimiel Espejo, se encuentra internado en grave estado.