El delincuente habia sido capturado por un robo, pero escapó por una ventana. El prófugo robó una bicicleta y huyó, mientras que la policía lo siguió en una moto de un hombre que justo pasaba por ahí.
Diego Fernández, un peligroso delincuente que había sido detenido el sábado pasado por un robo en Bahía Blanca, estaba siendo fichado ayer domingo en la fiscalía local previo a su declaración, pero logró escapar por una ventana y salir a la vereda, donde agredió a una mujer, le robó la bicicleta y huyó de la policía.

Inmediatamente, un efectivo le pidió a un cadete que pasaba por el sector si lo podía llevar en su moto. Ambos persiguieron a Fernández por varias cuadras y finalmente lograron detenerlo en la llamada "Plaza del Sol".

"Me agarraron de ojete", le aseguró Diego Fernández a al medio bahiense La Brújula 24, que publicó la noticia.

LA PERSECUSIÓN FUE CAPTADA POR LAS CÁMARAS URBANAS DE BAHÍA

Persecusión Bahía Blanca
Por su parte David, de 33 años, quien prestó su moto para la persecusión, contó: "Yo estaba cargando nafta, acababa de salir de mi trabajo. Veo a este muchacho corriendo y dos policías persiguiéndolo. Luego observo a una chica tendida en el suelo y a este hombre huyendo en la bicicleta de la mujer. Les ofrezco mi moto para llevar a uno de los efectivos".

Luego, puntualizó cómo finalizó la persecución: "Me subí a la vereda a la peatonal de Drago, doblé en O´Higgins en contramano hasta que logramos alcanzarlo". "Me salió hacer eso, quise colaborar sin pensarlo dos veces", contó.