Parece fácil, pero no lo es. Lo único que hay que hacer es encontrar la letra "T" entre todos los ángulos rectos de 45 grados. La única pista que dan es que la "T" no es de color rojo.
Lo interesante de esta prueba, que forma parte de un estudio de la Universidad John Hopkins en Baltimore, Estados Unidos.

Durante el experimento a algunas personas les decían que la "T" no era de color rojo y a otros no. Durante el resultado aquellas personas con la pista encontraban la letra más rápidamente. Parece lógico, pero lo que querían demostrar es cómo el cerebro puede suprimir ciertos estímulos de forma voluntaria.

test letra t.jpg