Cuando estaba al frente del Banco Ciudad, el ahora presidente del Banco Central recomendó al entonces ministro de Economía seguir un camino muy distinto en la disputa con los fondos buitre al propuesta ahora por el gobierno de Mauricio Macri.
Antes de asumir la presidencia del Banco Central, el economista Federico Sturzenegger tenía una postura distinta frente al pago de la deuda a los holdouts.

En noviembre de 2012, cuando estaba al frente del Banco Ciudad, el economista recomendaba al entonces ministro de Economía, Hernán Lorenzino, que la Argentina "debería pagarle a los fondos buitres con la misma quita que se hizo con el canje", que rondó el 65%.

Esa posición quedó reflejada en una entrevista que concedió Sturzenegger al programa de Gustavo Sylvestre, que se emitía por radio La Red. "La propuesta que es la que tiene que hacer Lorenzino es sugerirle al juez (Thomas Griesa) y a la Cámara de Apelaciones que Argentina está dispuesta a pagarle a los fondos buitres de una manera equivalente a la gente que entró en el canje, y eso es muy probable que el juez y la Cámara de Apelaciones lo acepte", sostenía años atrás.

Con los canjes de 2005 y 2010, el por entonces gobierno de Cristina Kirchner completó un proceso que consiguió que el 93% de los acreedores que entró a la reestructuración de buena fe aceptaran una quita del 65%. El resto, fue a juicio.

"La propuesta que es la que tiene que hacer Lorenzino es sugerirle al juez (Thomas Griesa) y a la Cámara de Apelaciones que Argentina está dispuesta a pagarle a los fondos buitres de una manera equivalente a la gente que entró en el canje, y eso es muy probable que el juez y la Cámara de Apelaciones lo acepte. Ahora con el fallo en contra en primera instancia se va haciendo más difícil", comentó el titular del Banco Ciudad.

Para Sturzenegger, la idea de pagarle a todos los acreedores lo mismo, sin privilegios para ese 7% que no entró, era la salida más adecuada al conflicto por la deuda en default. "Si se paga a los buitres lo mismo que una persona que entró en el canje, se estaría replicando una cosa que es muy común en los bonos internacionales, que son las cláusulas de acción colectiva, que dicen que si un grupo grande de bonistas acepta la reestructuración de los términos de pago de un bono, se impone esa reestructuración al resto", explicó en la entrevista radial el dirigente del PRO.

Sin embargo, el acuerdo alcanzado entre el Gobierno nacional de Mauricio Macri y los buitres implica el pago del capital con una quita del 40% sobre los intereses. Según el kirchnerismo, con la propuesta de Macri, los holdouts cobrarían u$s 6.500 millones cuando apostaron cerca de u$s 500 millones, lo que da una tasa de ganancia de 1.200%.