El adolescente, de 16 años, declaró ante la Justicia que él le disparó a su padrastro porque, previamente, éste había matado a balazos a su madre y luego intentaba asesinarlo a él. El detenido dijo que "lo maté para salvar mi vida".
El fin de semana pasado se habría descartado que las víctimas, Gastón Pineda y Romina Paladino, se hubieran suicidado, según el reporte de los investigadores, ambas personas fueron asesinadas a balazos. Gastón recibió 3 disparos, dos en la cabeza y uno en el brazo y Romina, uno en el pecho.
Daniel Giaquinta, abogado del menor detenido, aseguró por C5N, que lo sucedido "fue un claro caso de femicidio". Además agregó que "el menor se defendió de su padrastro quien lo quiso asesinar y por ese motivo le quitó la vida".

mató a su padrastro
"Para mí se esclareció el caso, porque los relatos de este joven me convencieron", dijo Giaquinta.
Pineda y Paladino fueron encontrados asesinados el pasado 2 de marzo en su casa en Berazategui, después de que el adolescente conviviera con los cuerpos durante tres días.
Cuando los policías entraron al domicilio el joven les dijo que su padrastro había matado a su madre y luego se había suicidado, pero luego incurrió en contradicciones que hicieron sospechar que mentía y finalmente quedó detenido por "homicidio agravado por el vínculo". Este lunes finalmente, confesó haberlo asesinado y será procesado por este hecho.