El empresario aseguró que antes de que Bergoglio fuese nombrado Papa mantenía frecuentes charlas con él y afirmó estar convencido de que el pontífice "lo apoya muchísimo" a su hijo, aunque admitió que "pareciera un poco fría" la relación entre ambos.

Con Bergoglio "una vez por mes almorzábamos o cenábamos" para conversar sobre "la mentalidad de los empresarios", dijo, aunque no volvió a verlo, tras haber sido proclamado Papa, en 2013.

El empresario aseguró que, tras el encuentro que mantuvo el Presidente con el papa Francisco, el 22 de febrero pasado en el Vaticano, empezó "una carta" al pontífice, pero luego "no" la terminó.

"Espero visitarlo cuando vaya porque sé que él lo apoya muchísimo a Mauricio, yo lo sé, pero el por qué parecería que la relación fuera un poco fría no lo sé", manifestó en declaraciones televisivas.

En ese sentido, destacó que el jefe de Estado "ha puesto a una mujer increíble, que es (María Eugenia) Vidal" para gobernar la provincia de Buenos Aires y "ella es una persona apoyada por el Papa", aseguró.