Te vas de vacaciones y querés achicar un poco los gastos. Por ese motivo decidís alquilar tu casa a través de Airbnb. Cuando volves todo parece estar bien, pero después encontrás algunos indicios: una tarjeta en el piso, un lubricante, esteroides en la heladera y un kit de enema. No entendés nada.
Esto es lo que le pasó a Kristina Knapic, residente de Ventura, Estados Unidos, que volvió a su casa y se dio cuenta que la persona que se había alojado allí, Michael Lucas, es actor y productor de películas porno dueño de Lucas Entertainment. Su nombre real es Andrei Trivas y tiene 43 años.

Lucas efectivamente filmó una película en la casa de Kristina. Si bien es la primera vez que se da a conocer que se filma una película porno en una casa alquilada a través de Airbnb, la ciudad de Ventura es una locación cada vez más común ya que en Los Angeles cada vez hay más leyes restrictivas.

"Continúa alquilando casas para este propósito y a menos que se le haga pagar por hacerlo, continuará haciéndolo", dijo el abogado John Thyne III según informa la NBC.

"Encontraron un juguete sexual debajo de una de las camas. También encontraron unos kits de enema en el baño y algo que resultó ser, creo, esteroides en el frigorífico", agregó el abogado y dijo que su clienta se sintió "violada".