Una turista estaba paseando por Macedonia y cuando pasó por el lago Ohrid decidió sacarse una foto con un cisne. Para eso, como se puede ver en las capturas, lo agarró de un ala y lo arrastró.
El animal no sobrevivió a la actitud de la mujer búlgara que lo sacó del agua y lo arrastró hasta la costa para tomarse la captura según informa Mail Online.

Los testigos aseguraron que el animal no reaccionó cuando la mujer se acercó porque están acostumbrados a la presencia de personas en las orillas.
Cisne (2).jpg
Cisne (3).jpg