La Oficina Anticorrupción, que conduce la macrista Laura Alonso admitió luego de haberlas criticado con dureza, que las cláusulas secretas en el acuerdo entre YPF y Chevron están técnicamente justificadas. ¿Qué decían en aquel entonces?
Laura Alonso (PRO):

"La ausencia total de transparencia hoy implica un pronóstico de alta corrupción mañana. Van a caer Jaimes empetrolados del cielo".

Embed
Federico Sturzenegger (PRO):

"Una negociación a puertas cerradas con Chevron (o con quien fuere), sin que se conozcan las condiciones, o estimaciones de producción y ganancias, es un escándalo sin precedentes.
Es probable que esta semana se hayan enajenado más recursos públicos que nunca antes.
Y es la falta de transparencia, lo que justamente permite este tipo de operaciones".

Laura Alonso (PRO):

En twitter: "Buen día! El secreto no es la regla en democracia. El acuerdo con #Chevron no es público. Corre frío por la espalda no?"

Embed
José Cano (UCR):

"Este es un contrato oscuro y poco transparente. Si no tiene nada de malo, ¿a qué se debe el ocultamiento?"

Embed
Rubén Giustiniani (PS):

"Es un escándalo el acuerdo secreto entre YPF y Chevron. Queremos que venga (Miguel) Galuccio (presidente de YPF) al Senado y muestre el acuerdo a todos los argentinos. Nos llama la atención de que el oficialismo no abrió la posibilidad de que el presidente de YPF concurra al Senado, además estamos muy preocupados por la represión con más de veinte heridos, lo que agranda más la oscuridad de este acuerdo con Chevron. Es un escándalo que sea secreto. Es muy grave que exista un compromiso que obliga al país a entregar por más 35 años una zona que la tercera más rica del mundo en petróleo y gas no convencional y nosotros no sepamos el contenido del acuerdo".

Miguel Giubergia (UCR), solicitó en su momento que la entonces titular de la Comisión de Energía de la Cámara Baja, Rosana Bertone, cite al presidente de YPF, Miguel Galuccio, y al entonces Secretario de Energía, Daniel Cameron, para que informen los alcances del acuerdo petrolero.