La escalada inflacionaria y la devaluación de diciembre hicieron que los gremios aceptaran recibir sumas únicas a cuenta de futuros aumentos, pero la mayoría se inclinó por cerrar por tres, cuatro o seis meses con la promesa de volver a negociar a mitad de año.

Paritarias.jpg
Seguí leyendo esta noticia en ámbito.com