Antes de la cumbre con gobernadores prevista para mañana en la Casa Rosada, para discutir la coparticipación federal de impuestos, el Gobierno giró el adelanto a las provincias.
En los considerandos de las respectivas resoluciones publicadas hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas sostiene que las provincias se ven impedidas de "atender financieramente los compromisos más urgentes derivados de la ejecución de su presupuesto de gastos y amortización de deudas".

Además, afirma que ateniendo el requerimiento de las provincias, así como su participación en el Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos, corresponde otorgar el anticipo "cuya devolución operará dentro del presente ejercicio fiscal, con el fin de cubrir dificultades financieras transitorias".

En el caso de Entre Ríos, cuyo gobernador Gustavo Bordet se mostró a favor de que el Congreso apruebe el acuerdo con los buitres, el Palacio de Hacienda giró fondos por $ 300 millones.

En tanto que Neuquén, conducida por el gobernador Omar Gutiérrez, el adelanto financiero dispuesto por el Gobierno Nacional alcanza los $ 500 millones.

Por su parte, la provincia de Catamarca, cuya gobernadora es Lucía Corpacci, recibió $ 200 millones para hacer frente a las necesidades urgentes de su ejecución presupuestaria.